domingo, 20 de enero de 2013

Yes, we Bach


Iglesia de Santo Tomás
Cada domingo, los habitantes de Leipzig asistían a misa. Se acercaba la Navidad, con lo que la celebración debía ser alegre, para conmemorar el nacimiento de Jesús.
En un momento de la celebración se cantó una obra que el maestro Bach había compuesto para aquel día Esta obra se llama Jesús, alegría de los hombres. 

Quienes acudieron ese domingo a misa no sabían que estaban presenciando el estreno mundial de una de las obras más importantes de música religiosa. Estos acontecimientos sucedieron hace casi trescientos años en la Thomaskirche en Leipzig. 

Translate